Luis Alberto no pudo “ponchar” los celos y envidia

LA ROMANA – Su sueño era ser lanzador de Grandes Ligas, comprarle una casa a su madre para que esta no tenga que vivir alquilado, ayudar económicamente a su familia y tener el béisbol como su profesión principal, pero el viernes 8 de mayo esos sueños se esfumaron con un machete que le cercenó la mano izquierda de alguien cargado de celos y envidia al cual Luis Alberto no pudo ponchar.

De 20 años, Luis había sido mostrado a los equipos de los Medias Rojas de Boston y Rayos de Tampa. Un joven que desde pequeño se dedicó a la pelota en su antiguo sector de Quisqueya y que hace siete meses su familia decidió mudarse al sector de San Carlos en La Romana donde ganaría nuevos amigos pero a la vez enemigos que atentarían con su futuro.

El colmado “San Carlos” fue el escenario de ese viernes donde Luis Alberto Santana acompañado de un amigo fue a comprar un refresco cuando el haitiano Rodolfo Jean Felipe “Nonito” acompañado de su primo le propinara “un planazo” con un machete en la espalda del prospecto y al reaccionar al golpe, el victimario asesto un machetazo a la parte alta del brazo izquierdo del joven pelotero y luego intento otro que sería el golpe mortal hacia la cabeza , donde Luis Alberto se defendió con el mismo brazo herido ante el descenso del machete que le dejó solo el meñique de su mano izquierda.

Comentarios